viernes, 19 de mayo de 2017

Introducción de especies exóticas, extinción o desaparición de especies, comercio ilegal de especies


Especies Exóticas:
Según la definición del Convenio sobre Diversidad Biológica el término "especie exótica" se refiere a las especies, subespecies o taxón inferior, introducidas fuera de su área de distribución natural en el pasado o actual; incluye cualquier parte, gametos, semillas, huevos o propágulos de dichas especies que podrían llegar a sobrevivir y reproducirse. El término se fundamenta en conceptos ecológicos y biogeográficos, y no político-administrativos. Dentro de un mismo país una especie autóctona cuya distribución está circunscrita a un ámbito biogeográfico concreto puede volverse exótica si es introducida (voluntaria o involuntariamente) en otra zona del mismo país donde no se encontraría de forma natural (traslocación).

Especies en extinción:
https:www.ojocientifico.com
hay algunas especies que están en peligro de extinción algunos ejemplos son: el lince ibérico, el condor, el oso panda...
Las causas de que halla especies en peligro de extinciómn son las siguientes:
  1. La persecución, matanza y caza para el comercio.
  2. La contaminación de las especies extrañas, o sea"especies exóticas".
  3. La intervención humana en los espacios naturales.
  4. Contaminacvión de mares (pérdida de petróleo, choque de barcos,etc).
  5. Accidentes naturales: unos ejemplos son la "muerte gris", erupción de volcanes, etc.
  6. Por último, la acción de otros contaminantes(yacimientos de uranio, polonio, radio y otros elementos radiactivos).
Las diez especies más amenazadas
Algunas de las especies podrían desaparecer en las primeras décadas del siglo XXI. Su uso comercial está totalmente prohibido.
Tigre de Siberia: cazado por su piel. Quedan unos 200 ejemplares.
https:www.bioenciclopedia.com
Nutria Gigante: capturado por su piel. Ha desaparecido en Uruguay y quedan pocos centenares en Argentina.
Cocodrilo del Nilo: perseguido por su piel. Águila Imperial Ibérica: quedan unas 150 parejas en libertad.
Tortuga Marina: perseguida por coleccionistas y ofrecida como curiosidad en restaurantes de lujos.
Gorila de Montaña: destinado a zoológicos, coleccionistas e institutos de antropología. Quedan unos 600 ejemplares en las montañas húmedas del continente africano.
Guacamayo Escarlata: importados por grandes cantidades por los EE.UU.
Rinoceronte Negro Africano: quedan unos 2000 ejemplares. En los años setenta, su población alcanzaba los 65.000.
Panda Gigante: utilizados en zoológicos y apetecidos por su piel. Quedan unos mil ejemplares en todo el mundo.
Lobo Marsupial: podría haber desaparecido ya. El último ejemplar fue avistado en la década de los ochenta.
 Comercio ilegal de especies

En la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazada de Fauna y Flora Silvestres (CITES) están incluidas cerca de 5600 especies de animales en tres apéndices diferentes. El comercio de estos animales, y los productos derivados, es prohibido o sometido a restricciones. Las licencias necesarias para la importación, exportación y re exportación son otorgadas por las autoridades nacionales competentes.Además de los animales vivos, existe el comercio internacional de productos derivados, especialmente las pieles (mamíferos, reptiles) y la carne de animales salvajes. 


tigreLos animales son comercializados como mascotas exóticas para circos, exposiciones o coleccionistas, pero también sus pieles, huesos, colmillos u órganos son destinados, sobre todo para la medicina tradicional, aunque también para vestimenta o decoración.






Ese tráfico ilegal produce un enorme impacto en las poblaciones de diferentes especies, muchas de las que se encuentran actualmente al borde de la extinción.

El multimillonario comercio ilegal de fauna silvestre, un tráfico clandestino que ha llevado casi a la extinción a criaturas emblemáticas como el tigre, está amenazando ahora la sobrevivencia de los grandes simios, denunció la Organización de Naciones Unidas en un nuevo reporte.



El comercio ilegal amenaza a los grandes simios y otros primates










El tráfico de fauna silvestre puede plantear también riesgos para la salud pública. Hasta el 75 por ciento de las enfermedades humanas como el SARS, la gripe aviar o el virus del Ébola, pueden ser causados por agentes infecciosos que se transmiten de los animales a las personas. El comercio ilícito de animales o sus partes no pasa por controles de salud pública y pone en riesgo de enfermedad a las poblaciones humanas.

Muchos gobiernos, organismos intergubernamentales, organizaciones de aplicación de la ley y grupos no gubernamentales de conservación trabajan para poner fin al tráfico de fauna silvestre.

stoptraficoespecies











No hay comentarios:

Publicar un comentario